EXENCION EN EL IRPF DE LA PRESTACION POR MATERNIDAD

La Sentencia del Tribunal Supremo, dictada  por la Sección II de la Sala  III de lo Contencioso- Administrativo nº 1642/2018  de 3 de octubre, establece como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”  poniendo así punto final al periplo  judicial habido sobre este asunto y abriendo  la puerta para que los contribuyentes afectados puedan reclamar el dinero pagado de más.

Desde la fecha de la Sentencia, 03/10/2018, dado que el plazo de prescripción es de 4 años, los contribuyentes podrán  reclamar  las retenciones indebidas de los ejercicios 2014,2015, 2016 y 2017.

Si el niño o la niña nació en el último trimestre del año, la prestación se habrá cobrado en dos ejercicios distintos y por tanto habrá que efectuar reclamación por cada uno de ellos y pueden reclamarla,  tanto las madres como los padres que la hubieran percibido por haberles cedido aquellas el período de disfrute de la maternidad.

Procedimiento para efectuar la reclamación:

La Agencia Tributaria facilitará que se pueda reclamar la devolución del IRPF de los ejercicios 2014 – 2017 de la prestación de maternidad a través de un formulario que estará disponible en la página web de la AEAT y en las oficinas de Hacienda.

En el formulario se deberán indicar los años en los que se percibió la prestación y un número de cuenta bancaria donde se abonará la devolución en caso de que proceda.

No será necesario adjuntar certificado de la Seguridad Social acreditativo ya que será la AEAT quien recabará de forma directa toda la información.

Si Hacienda considera procedente la rectificación, procederá a retornar las cantidades ingresadas indebidamente así como los correspondientes intereses de demora.

En el caso de que Hacienda no considere procedente la devolución de las cantidades pagadas, se deberán presentar alegaciones y de ser éstas denegadas habrá que presentar recurso ante el TEAR correspondiente hasta agotar la vía administrativa y si ésta fuera también negativa iniciar vía judicial mediante presentación de un procedimiento contencioso administrativo.